Muchos complementos dietéticos para la salud osteoarticular incluyen también vitaminas que mejoran su eficacia. La menos desconocida, la K2, que evita que el calcio se fije en las arterias y produzca ateromas de placa.