Del áloe vera se aprovecha casi todo y es que esta planta originaria de Centroamérica, tiene mucho que ofrecernos. Sus principios activos son útiles tanto para cuidar nuestro interior, como la belleza de nuestra piel, e incluso contribuyen a aliviar problemas de tránsito intestinal.


Cada vez son más los beneficios que se le atribuyen al áloe vera. En el interior de sus hojas hay principios activos con propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias, calmantes y desintoxicantes. Aplicando su jugo sobre la piel, o bien formando parte de cosméticos de uso diario, ayuda a protegerla, hidratarla y nutrirla.
Otra opción es tomar el jugo del áloe vera directamente o en forma de cápsulas, en ese caso resulta muy adecuado para cuidar nuestras mucosas internas y ayudar a aliviar molestias digestivas.
De la parte más externa de las hojas de esta planta, se obtiene un acíbar rico en una sustancia llamada aloína, que tiene propiedades laxantes que promueven el tránsito intestinal y ayuda a tratar los problemas de estreñimiento.
En función de nuestras necesidades podemos elegir:

  • Jugo y cápsulas de áloe vera concentrado: contienen lo mejor del zumo interno de las hojas del áloe vera.
  • Laxaloe: son cápsulas a base de acíbar de áloe vera e hinojo, una planta tradicionalmente usada para aliviar las molestias digestivas.
  • Cosmética bio con áloe vera: hidrata y cuida tu piel. Se puede elegir entre champú y mascarilla capilar, gel, loción corporal, pasta dentrífica y gel íntimo. Todos con ingredientes bio.