sábado, 12 de mayo de 2018

INTOLERANCIA ALIMENTARIA, NUTRIENTES QUE NO PODEMOS TOLERAR


¿Hay algo más saludable que un alimento? Si has contestado que sí, quizás deberías pensar que no todos los alimentos son igual de saludables ni sientan bien a todo el mundo. El trigo, la leche, los frutos secos, tienen componentes que pueden causar alergia intolerancia alimentaria.
Molestias digestivasdolores musculares e incluso síntomas más graves como anemia y depresión, pueden estar causados por una intolerancia o una alergia alimentaria. Y es que algo tan natural como un alimento, puede ser todo un tóxico para algunas personas.
Componentes naturales de los alimentos como el gluten (trigo, avena) o la lactosa (lácteos) o la caseína (lácteos) no son siempre bien tolerados por nuestro sistema digestivo. A veces nos sientan mal porque tenemos problemas para digerirlos y en otros casos nuestro cuerpo puede identificarlos y reacciona como si fuesen un alérgeno. Por supuesto, la mejor solución es evitarlos, excluyendo de nuestra dieta aquellos alimentos que los contienen y sustituyéndolos por otros con propiedades nutritivas equivalentes, para evitar carencias.

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia, tal y como nos indica la palabra, se producen cuando nuestro organismo no tolera un nutriente concreto. Esto es lo que sucede con la lactosa, el azúcar mayoritario de la leche, y ante el cual 3 de cada 4 personas en el mundo es intolerante a la lactosa.
Las personas intolerantes a la lactosa no tienen activa la enzima lactasa, necesarias para romper y poder digerir la lactosa, de modo que al llegar al intestino, este azúcar es fermentado por la microbiota intestinal y se producen gaseshinchazón y diarrea.
La lactosa la encontramos en mayor o menor medida en todos los lácteos (leche, yogures, quesos, nata) pero también puede haber lactosa en muchos otros alimentos industriales como galletas, salsas, embutidos, fiambres, precocinados, bollería, etc. Incluso algunos fármacos también pueden contener lactosa. Por ese motivo, lo mejor es revisar las etiquetas.

Cómo sustituir la leche

El calcio y la vitamina D son los nutrientes de la leche que más nos interesa tener en cuenta si la tenemos que eliminarla de nuestra dieta. Para evitar carencias debemos enriquecer la dieta con otros alimentos que nos los aporten.
Los alimentos más ricos en calcio son aquellos que aportan buenas cantidades de calcio y además tienen igual o menor cantidad de fósforo, para favorecer la calcificación ósea. Destacan sobre todo algunas algas (wakamehizikikelp), el tofu, los higos secos, la leche de soja y las leches vegetales enriquecidas en calcio


En el caso de la vitamina D, las mejores fuentes son los aceites de pescado, pero también podemos encontrar esta vitamina en las setas, los huevos y la leche de soja.

Si sufres alguna intolerancia o alergia alimentaria y vas a comer fuera de casa asegúrate de que lo que te van a servir no te va a causar problemas informando de tu problema a la persona que te atienda.

Celiaquía y sensibilidad al gluten

El gluten es una proteína que encontramos en algunos cereales como el trigo, la avena o el centeno. Las personas con celiaquía, alrededor de 1 % de la población, son especialmente sensibles a esta proteína ya que cuando la ingieren experimentan una reacción alérgica a nivel intestinal que produce daños en la mucosa. Si ese daño se repite en el tiempo la mucosa queda deteriorada y aparecen problemas como mala absorción de nutrientesintolerancia a la lactosaproblemas óseosdolores muscularesanemia, infertilidad, problemas dermatológicos e incluso alteraciones emocionales (depresión, ansiedad).
Pero además de la celiaquía, también existe lo que se ha denominado como sensibilidad al gluten no celíaca.
 Es un problema menos intenso que la celiaquía pero hasta 7 veces más frecuente. 
Los síntomas y molestias que experimentan las personas afectadas son menores, y sobre todo son problemas de piel como la dermatitis herpetiforme, y molestias digestivas (hinchazón, diarrea, calambres).

Como cocinar si no toleras el gluten

En la sensibilidad al gluten y sobre todo en el caso de la celiaquía, se debe eliminar el gluten de la dieta y es recomendable seguir ciertas precauciones a la hora de cocinar:
  • Hay que extremar la limpieza en la cocina y evitar que restos de alimentos con gluten puedan llegar a la comida que se prepara para una persona con celiaquía o intolerancia al gluten.
  • No se debe reutilizar aceites de frituras entre alimentos con gluten y sin gluten. Tampoco se deben compartir utensilios, recipientes ni otros elementos entre alimentos con gluten y sin gluten.
  • Es recomendable separar las zonas de trabajo donde manipulemos alimentos con gluten, de las zonas en las que vayamos a preparar alimentos sin gluten.


Como sustituir los cereales con gluten

Existe una gran variedad de cereales integrales y refinados, y semillas sin gluten (arroz, maíz, mijo, lino, chía, sésamo, quínoa, trigo sarraceno) perfectos para preparar una infinidad de recetas y platos sabrosos.
Además de cereales y semillas sin gluten, las personas con intolerancia o celiaquía, pueden tomar sin problemas alimentos que naturalmente no tienen gluten como carnes, pescados, frutas, verduras, legumbres o semillas o lácteos.
En estos casos si los alimentos son procesados, hay que revisar las etiquetas para asegurarnos que entre sus ingredientes no haya gluten o derivados del trigo o de algún cereal con gluten. En este caso puedes buscar marcas que estén certificadas sin gluten, como la marca Noglut.
El pan, la pasta y las harinas con gluten, se pueden sustituir por sus equivalentes elaborados con maíz o con cereales sin gluten. En estos casos y para evitar contaminaciones debemos buscarlos con la certificación sin gluten.

Otras alergias alimentarias

Los huevosfrutos secosmariscosleche, algunos pescados y frutas, también tienen proteínas que pueden provocar alergias. En estos casos la premisa es evitarlos y revisar las etiquetas de los alimentos para asegurarnos de que no los contienen. También conviene revisar concienzudamente las etiquetas para asegurarnos de que no haya derivados de estos alimentos como caseína, alfa-lactoalbúmina, beta-lactoglobulina, ovoalmúnina, ovomucoide, tropomiosinas, etc.

jueves, 10 de mayo de 2018

VITAMINA C, PODER PARA TUS DEFENSAS


La vitamina C es una vitamina que nos protege de los radicales libres, participa en la formacióndel colágeno e incluso mantienen fuertes nuestras defensas para evitar infecciones. Presente en frutas y verduras, es una vitamina vital para nuestro bienestar.

La vitamina de los marineros

Durante siglos los marineros fueron víctimas del escorbuto, una enfermedad causada por la deficiencia en vitamina C. En una travesía larga podían llegar a morir hasta 2 de cada 3 marineros. En el siglo XVIII, James Lind, un médico británico que trabajaba en la marina, descubrió que si los marineros tomaban cítricos regularmente, prevenían el escorbuto. Pero no fue hasta mediados del siglo XX, cuando se descubrió esta protección la otorgaba la vitamina C.
Hoy en día sabemos que además de evitar el escorbuto, la vitamina C o ácido ascórbico, es esencial para muchas otras funciones corporales.

Defensas arriba

El ácido ascórbico ayuda a nuestras defensas inmunes favoreciendo que los leucocitos estén más activos, se produzca más interferón (una molécula que sirve para que las células inmunitarias se comuniquen entre sí), los estados de inflamación estén más regulados y las mucosas cuidadas y protegidas.
A la función defensiva también se puede sumar que suplementar la dieta con vitamina C (alrededor de 200 mg/día) ayuda a prevenir y curar el catarro común (resfriado), consiguiendo además que los síntomas sean más leves y que el funcionamiento pulmonar sea más correcto, sobre todo en casos de asma.

Articulaciones y piel más joven

Tener una piel firme y unas articulaciones más jóvenes depende de la vitamina C, ya que esta es imprescindible para que se forme el colágeno que da fuerza a estos tejidos. El colágeno es una proteína que forma cadenas largas que se enrollan entre si hasta formar una fibra muy resistente. Pero para que se formen estas fibras hay que modificar uno de sus aminoácidos, y en esta modificación interviene la vitamina C.

Más vitalidad y bienestar

La vitamina C nos ayuda a aprovechar mejor el hierro de la dieta, ya que lo mantiene en estado reducido y así es más absorbible. De este modo recargamos nuestras reservas de hierro y prevenimos la anemia ferropénica. Es esta la razón por la que se recomienda que combinemos alimentos ricos en hierro con cítricos que aportan ácido ascórbico.
El potencial revitalizante de la vitamina C también le viene de su capacidad para ayudarnos a utilizar nuestras reservas energéticas, ya que esta vitamina es necesaria para la formación de noradrenalinay de carnitina una molécula que participa en la combustión de las grasas.
La serotonina se vincula directamente con la sensación de bienestar y felicidad y la vitamina C también participa en la producción de este neurotransmisor.

El cansancio y la fatiga son síntomas de un estado anémico. La vitamina C nos ayuda a absorber el hierro de la dieta que utilizaremos para producir hemoglobina y prevenir la anemia.


Defensa contra los radicales libres

De todas las funciones del ácido ascórbico la más conocida es su capacidad antioxidante protegiendo sobretodo a las células y los fluidos corporales de la oxidación y el envejecimiento prematuro. Por esta razón se considera que el ácido ascórbico puede ayudar a prevenir el cáncer, las enfermedades cardiovasculares e incluso las cataratas.

Cuanta necesitamos

Las cantidades diarias recomendadas de vitamina C son de 75 mg para las mujeres y 90 mg en el caso de los hombres. Pero estas necesidades pueden aumentar en caso de:
  •         Estrés emocionalpsicológico o físico.
  •         Estar expuesto a contaminantes, ambientales o provenientes de la alimentación.
  •         Tener niveles de glucosa elevados en sangre.
  •         Ser fumador.
  •         Sufrir infecciones.

Dónde está la vitamina C

El ácido ascórbico lo encontramos sobre todo en frutas y verduras frescas, siendo el brócoli, las fresas, los kiwis y los pimientos rojos los más ricos en esta vitamina.  Aunque es fácil de encontrar en los alimentos, el ácido ascórbico es una vitamina muy sensible a la luz y a la oxidación, y podemos perder hasta la mitad si conservamos los alimentos durante mucho tiempo ya sea refrigerados o congelados.

sábado, 28 de abril de 2018

¡RECUPERA LA ENERGÍA! Y OLVÍDATE DE LA ASTENIA PRIMAVERAL


La astenia primaveral es un conjunto de sensaciones que muchos experimentamos con la llegada del buen tiempo. Parece paradójico, pero con la llegada del buen tiempo, en lugar de más animados, nos sentimos agotadoscansados e incluso tristes.
Las razones son lógicas y muy naturales, nuestro cuerpo necesita adaptarse a las nuevas condiciones climáticas y debemos darle tiempo. Aun y así podemos aliviar y mejorar ese estado con una buena alimentación y algunas ayudas naturales.

La astenia primaveral es ese bajón de ánimo y energía que se siente en primavera y que podemos aliviar con una buena alimentación, la práctica de ejercicio y algunas plantas adaptógenas y reguladoras.


Qué causa la astenia primaveral

Los cambios climáticos pero también el aumento de las horas de luz son las principales causas de la astenia primaveral.
Por un lado el sol que brilla con más intensidad, el aumento de las temperaturas y las variaciones tanto en los niveles de humedad como de presión atmosférica influyen sobre nuestra fisiología provocando un trabajo de adaptación para nuestro cuerpo.
Y también tenemos el aumento de horas de luz que influye directamente sobre nuestro relojbiológico, un mecanismo que prepara a nuestro cuerpo para estar activo cuando hay luz y relajarse y dormir con la llegada de la oscuridad.
Estos desajustes pueden alterar la producción de nuestras hormonas y neurotransmisores, y acabar provocándonos las sensaciones que acompañan a la astenia primaveral. Los más frecuentes son:
  •         Debilidad generalizada
  •         Tristeza inexplicable y sensación de vacío
  •         Somnolencia diurna
  •         Irritabilidad
  •         Cansancio tanto físico como intelectual
  •         Falta de concentración y en algunos casos cierta pérdida de memoria
  •         Dolor de cabeza y malestar general
  •         Tensión arterial baja
  •         Disminución de la libido e incluso pérdida de la capacidad de sentir placer

Cómo aliviar la astenia

Como la astenia primaveral en el fondo es un estado de adaptación, lo mejor que podemos hacer es ayudar a nuestro organismo para que esté más fuerte y se adapte más rápidamente. En ese sentido las estrategias más interesantes y naturales son llevar una vida saludable, asegurarnos de que estamos comiendo bien y no nos falta ningún nutriente y procurar dormir bien para descansar y dejar al organismo que repare sus funciones.

Dieta contra la astenia

Para asegurarte de que no te falta ningún nutriente puedes recurrir a suplementos de vitaminas, mejor si son vitaminas de origen biológico, y a superalimentos como la jalea real, la levadura decerveza o el germen de trigo. Además de esto ten en cuenta estas pautas dietéticas:
Haz cinco comidas al día, tres principales (desayuno, comida y cena) y dos tentempiés (media mañana y merienda).
El desayuno ha de ser completo y aportar suficiente energía y nutrientes para toda la mañana. Ha de contener cereales integrales (pan, galletas o mueslis), fruta fresca y lácteos o bebidas vegetales.
La comida al menos ha de tener una receta hidratante (sopas, cremas vegetales, gazpachos) y un plato de proteínas (tofupescadohuevos). Si no te sienta mal, puedes acabar con una pieza de fruta.
La cena ha de ser ligera para no perturbar tu descanso por la noche y dejar al menos 2 horas antes de irte a la cama.
Entre horas toma alimentos más vitamínicos (frutas, zumos naturales) y evita los excitantes (café, té, bebidas de cola).
Toma mucha agua (al menos 2 litros) y evita las bebidas azucaradas.

Haz ejercicio

Practicar algo de deporte, ir un rato al gimnasio, caminar a paso rápido e incluso bailar, ayuda a tu cuerpo a aclimatarse más rápidamente, sobre todo si lo haces al aire libre y en horas de sol.


Azafrán para subir el ánimo

En las plantas medicinales también encontramos ayuda para mejorar nuestro estado anímico. Entre las plantas más utilizadas para aliviar la tristeza que puede acompañar a la astenia primaveralencontramos el azafrán (Crocus sativus) y la withania o ashwagandha (Withania somnífera).
El azafrán además de cuidar el bienestar de nuestras neuronas y potenciar la memoria, ejerce un efecto muy interesante sobre la serotonina, la hormona de la felicidad. En concreto el azafrán alarga la vida de esta hormona y en consecuencia también alargamos la sensación de placerbienestar y felicidad
En cuanto a la withania, se trata de una planta adaptógena que ayuda a aliviar la ansiedad y mejorar nuestra tolerancia al estrés, algo interesante cuando lo que queremos es que nuestro cuerpo se adapte más rápidamente al cambio de clima y de horas de luz.

sábado, 21 de abril de 2018

REACCIONES ALÉRGICAS, MEJORA LAS MOLESTIAS CON OMEGAS


Las reacciones alérgicas pueden ir desde una molesta congestión nasal, un eccema estornudos frecuentes, hasta problemas más graves como el asma. Una alimentación rica en ácidos grasos omega 3 puede ayudarnos a regular nuestro sistema inmune y aliviar un poco la intensidad de estos síntomas.
Los ácidos grasos (lípidos) nos dan energía concentrada y además son la forma en cómo nuestro cuerpo guarda sus reservas energéticas. Pero estos nutrientes también tienen funciones de regulación. Ese es el caso de los ácidos grasos poliinsaturados, como los omega 3 y 6, que pueden influir en la producción de prostaglandinas antiinflamatorias.

La alergia al polen es una de las más habituales y la primavera y el otoño son los dos periodos donde se disparan los síntomas y se dan más reacciones alérgicas.

Un cuerpo menos proinflamado

Nuestras células están recubiertas de una capa de ácidos grasos, una bicapa lipídica que las envuelve y que funciona como una piel que las protege y las separa del exterior. Pero los ácidosgrasos que forman esta bicapa lipídica también son la materia prima con la que nuestro organismo fabrica prostaglandinas, como las que están implicadas en las reacciones alérgicas.
Por esta razón y en función de la calidad de los ácidos grasos de nuestra dieta, estaremos enriqueciendo nuestras membranas celulares para que sus ácidos grasos sean más antiinflamatorios (omega 3, DHA y EPA).

Los omega 3 y las reacciones alérgicas

Cuando una persona alérgica entra en contacto con el alérgeno, es decir con la sustancia que dispara la reacción alérgica, se producen una serie de reacciones inmunitarias desmesuradas que acaban culminando en una reacción alérgica.
Si el organismo está menos proinflamado, algo que podemos conseguir si nuestras membranas celulares son más ricas en ácidos grasos antiinflamatorios, la reacción se dará igualmente, pero los síntomas pueden ser menos intensos, porque las reacciones inflamatorias que acompañan a una reacción alérgica se pueden ver atenuadas.
Pero además de una influencia en los procesos inflamatorios, también se ha podido ver que los ácidos grasos omega 3 influyen al inicio de las reacciones alérgicas, ya que estos ácidos grasos son capaces de modular el funcionamiento de los linfocitos T y B que están relacionados con el inicio de la cascada de procesos que llevan a las reacciones alérgicas.

A los ácidos grasos omega 3 se les atribuyen muchas funciones como ser cardioprotectores, vasodilatadores, antiinflamatorios y ser una ayuda para aliviar las reacciones alérgicas.

Prevenir desde la infancia

Varios estudios nos muestran que los ácidos grasos omega 3 pueden ayudarnos a prevenir el desarrollo de alergias. De hecho, se ha observado que los hijos de mujeres embarazadas que suplementaban su dieta con estos ácidos grasos esenciales, estaban más protegidos frente al desarrollo de asmaeccemas e incluso mostraban menor incidencia de reacciones alérgicas.

Alimentos que ayudan en las reacciones alérgicas

Gracias a las cualidades inmunomoduladoras de los ácidos grasos omega 3, muchos terapeutas y especialistas recomiendan:
  •         Seguir una dieta más rica en estos ácidos grasos omega 3 (ácido alfa linolénico, DHA y EPA) que podemos encontrar en las semillas de lino y chía, en las nueces y en los pescados grasos.
  •         Tomar suplementos de ácidos grasos omega 3 (DHA y EPA).
  •         Reducir la toma de alimentos proinflamatorios ricos en grasas saturadas (fritos, bollería, carnes grasas, azucares simples, cereales refinados).
  •         Aumentar la toma de alimentos ricos en antioxidantes (frutas, verduras, cereales integrales).

lunes, 16 de abril de 2018

PROBIÓTICOS QUE AYUDAN A NUTRIR ADECUADAMENTE EL ORGANISMO



FLORASE OBES Santiveri contrasta para aliviar la obesidad y el sobrepeso . ¿Cómo?
Los probióticos y prebióticos contenidos en FLORASE OBES Santiveri contribuyen al bienestar intestinal y a la consiguiente pérdida de peso ; también evitan casi por completo el efecto yo-yo (Instituto Científico Weizman - Israel).
La obesidad se debe a la interacción entre componentes genéticos y factores ambientales, como la dieta y el estilo de vida. Los estudios científicos en humanos muestran que la composición de la flora bacteriana intestinal de las personas con sobrepeso difiere del peso normal y de cómo estos cambios están asociados con el exceso de peso .
También se ha visto que, si bien los cambios en la flora bacteriana intestinal preceden al aumento de peso en modelos de obesidad no genética, los suplementos dietéticos pro-microbiota favorecen la atenuación de la criticidad del síndrome metabólico y del sobrepeso .
Basado en probióticos y prebióticos, FLORASE OBES evita cambios intestinales debido a la deficiencia de microbiota.
Orafti®Synergy1 es inulina de achicoria concentrada de fibras solubles y polisacáridos (oligofructosa). Es la fibra prebiótica más importante , extraída con métodos naturales de la achicoria y concentrada al máximo. Orafti®Synergy1 pasa inalterado al intestino y se usa aquí como fuente nutritiva de los probióticos de FLORASE OBES. Los polisacáridos de Orafti®Synergy1 actúan como alimento para las buenas bacterias ya presentes en el intestino.
Bifidobacterium longum (1 mil millones CFU *) y Bifidobacterium lactis animalis (1 mil millones CFU *) ayudan tanto para reducir el grado de obesidad, la mejora de resistencia a la insulina y la reducción de las citoquinas Adipo-inflamatorio , como sucede en la delgadez. Estos probióticos , en sinergia con Orafti®Synergy1 , pueden reducir el índice de masa corporal (IMC) y contribuir a una mayor sensación de saciedad y plenitud. Los fermentos simbióticos contenidos en FLORASE OBES son un modelo ampliamente utilizado en el campo biomédico gracias a la sintonía de su genoma con el humano.
La biotina o vitamina B8 (VNR 100% **) y zinc (100% ** VNR) son útiles en el control del peso, ya que contribuyen a una normal metabolismo de la energía , así como la optimización de la actividad metabólica fisiológica de grasas y carbohidratos.
La piña, en polvo, facilita la digestión de proteínas y reduce la acumulación de líquidos y edemas.

INGREDIENTES

Orafti®Synergy1 (inulina de achicoria enriquecida con oligofructosa), piña ( Ananas comosus (L.) Merr.) Polvo de fruta, antiaglomerante (dióxido de silicio), Bifidobacterium animalis subsp. lactis BPL1 CECT 8145, Bifidobacterium longum DSM 25174, biotina (D-biotina), zinc (lactato de zinc), aroma de piña natural.

CUÁNDO Y CÓMO

Para promover el equilibrio de la microflora intestinal, disuelva una cucharada de postre (4,4 g) de FLORASE OBES BIFIDO-ACTIV en un vaso de agua o jugo de frutas 2 veces al día, preferiblemente 30 minutos antes del desayuno y la comida principal.

CANTIDAD HECHA PARA DOSIS DIARIAS

2 cucharaditas (8.8 g) de FLORASE OBES BIFIDO-ACTIV proporcionan: 8 g de Orafti®Synergy1 (inulina de achicoria enriquecida con oligofructosa); 1 billón de UFC * de Bifidobacterium longum ; 1 billón CFU * de Bifidobacterium animalis lactis ; 50 μg (100% VNR **) de biotina ; 10 mg (100% VNR **) de zinc .

PRODUCTO SIN:


  • Sin lactosa ni proteínas de la leche
  • Adecuado para veganos

sábado, 7 de abril de 2018

8 TRUCOS PARA PREVENIR LA CISTITIS


Se acerca el buen tiempo y eso significa para muchas el horror de todos los años: las temidas cistitis. ¿Por qué ahora? Pues tan sencillo como que el calor y la humedad son los dos factores que más favorecen su aparición. Además de no beber suficiente agua y estar con el bañador o bikini húmedo mucho tiempo.
La cara menos amarga de las cistitis es que, por suerte, hay muchos trucos para prevenirlas de un modo natural. Ahí van nuestros consejos más resultones para prevenir la cistitis. Toma nota:
1. Beber más cuando aprieta el calor. Durante el verano se transpira más y se pierde más agua. Para que el cuerpo no se deshidrate, hay que adelantarse a la sed y beber un litro y medio de agua por día y más si las temperaturas alcanzan los 30 ºC o si practicas deporte. Cuanto más se bebe, más se orina y menos posibilidades hay de que los gérmenes se estanquen en la vejiga.
2. Evitar las bebidas que contienen sulfitos (vinos blancos, cava, etc.) ya que estas sustancias resultan irritantes para la vejiga.
3. Orinar con frecuencia para evitar concentrar la orina, ya que eso crearía un medio más propicio para la multiplicación de bacterias.
4. No usar ropas ajustadas (tejanos, leggins) y de tejidos sintéticos, ya que favorecen la maceración y proliferación de gérmenes.
5. En la playa o piscina, no quedarse con el bañador húmedo, y mucho menos si es de Lycra. Es mejor usar tejidos lo más naturales posible.
6. Evitar el estreñimiento tomando más fibra y suplementos probióticos, ya que el estancamiento de las heces en el colon facilita la proliferación de microbios cerca de la uretra y te pone en más riego de sufrir una infección urinaria.

7. Tomar arándanos rojos desecados como tentempié o en las ensaladas, en zumo concentrado o en viales, ya que se ha comprobado que estas bayas poseen unas sustancias que impiden la adhesión de bacterias en las paredes de las vías urinarias. 
Hay estudios que demuestran que lasproantocianidinas que contienen los arándanos rojos, reducen en un 50% el riesgo de cistitis reincidentes
Tomar 36 mg de proantocianidinas cada día durante al menos tres meses, ayudará a prevenir cistitis. Para alcanzar esa cantidad hay que tomar cada día una cucharada sopera, es decir, 15 g, de arándanos rojos desecados; o bien 2 cucharadas de concentrado de arándano rojo mezclado con agua o zumo; o bien tomando 2 cápsulas de arándano rojo en cápsulas, que garantiza 60 mg de proantocianidinas diarios.
8. No lavarse en exceso, ya que tanto la falta como el exceso de higiene, puede aumentar el riesgo de cistitis. Además hay que evitar lavarse cada día con productos higiénicos íntimos alcalinos o antisépticos, puesto que suelen ser demasiado agresivos para la flora vaginal que protege de los gérmenes. Es mejor recurrir a jabones bio con áloe vera.

sábado, 31 de marzo de 2018

CUIDAR EL CABELLO DURANTE LOS CAMBIOS DE ESTACIÓN


La primavera y el otoño son estaciones claves para cuidar el cabelloreforzarlo y prevenir sucaída. Ayúdate con los mejores nutricosméticos y productos para el cuidado y la higienecapilar.
Vernos con un buen aspecto físico nos hace sentir bien y para la mayoría de las personas es uno de los pilares claves de su autoestima y autoconfianza. En este ranquin de la buena imagen, cuidar el cabello está entre los primeros puestos.
El cabello en concreto, junto con las uñas y la piel, es un indicador muy bueno de nuestra saludestado nutricional y anímico, por eso cuando pasamos una etapa de mucho estrés o comemos mal, enseguida pierde brillo, volumen, las puntas se abren con más facilidad e incluso puede aumentar la caída del cabello.

Nutrir desde la raíz

Una buena alimentación refuerza el pelo, lo hace crecer más vigorosodenso y bonito. El equilibrio en la alimentación es muy importante, pero algunos nutrientes son esenciales, ya que construyen la propia fibra capilar.
Proteínas y aminoácidos azufrados son necesarios para construir la queratina, la proteína mayoritaria del pelo. Encontramos estos nutrientes en alimentos como las carnes, pescados y huevos, pero también los hayamos en cantidades interesantes en alimentos vegetales como la soja, la quínoa, el germen de trigo, la levadura de cerveza y los frutos secos.
Hierro y vitamina B12 son esenciales para producir hemoglobina y oxigenar los tejidos, por tanto son necesarias para que el folículo capilar reciba una correcta oxigenación y nutrición. El hierro lo encontramos en alimentos de origen animal, como carnes rojas y huevos, pero no debemos olvidarnos de alimentos de origen vegetal que también aportan buenas cantidades de este mineral, como las legumbres (sojalentejas) y cereales y semillas integrales (arrozquínoaavena), germen detrigo.
La vitamina B12, además de en carnes, pescados y huevos, la podemos encontrar en algasenriquecidas con B12, como la espirulina y la clorella.
Zinc su deficiencia provoca un mal desarrollo del folículo piloso y mayor caída del cabello, de modo que si llega a nacer, es más frágil y quebradizo. Las mejores fuentes de zinc son el germen de trigo, la levadura de cerveza, las semillas (sésamolino) y los frutos secos.
Calcio es esencial para cuidar el cabello. Para favorecer la absorción y buen utilización de este mineral, conviene tomarlo combinado con vitamina D y vitamina K2. El calcio lo encontramos en los lácteos, pero también son buenas fuentes las semillas y los frutos secos. La vitamina D la encontramos en los pescados grasos, pero también podemos fabricarla nosotros si tomamos el solregularmente. Y la vitamina K2 está presente en alimentos fermentados como el natto, y también podemos tomarla como suplemento.

Hasta tres de cada cuatro mujeres, declara cuidar el cabello a diario para mejorar su aspecto.

Cosmética capilar natural

Los productos que ponemos en contacto con nuestro pelo y cuero cabelludo también importan. Deberíamos buscar champúsacondicionadores y mascarillas elaborados con ingredientes naturalessin parabenossiliconas ni derivados del petróleo, y a poder ser de origen bio. Los más recomendables son los que se elaboran con:
Aloe vera, una planta regeneradora y una gran ayuda para cuidar el cabello.
Extracto de mijo muy rico en ácido linoleico y alfa-linolenico que hidratan y nutren la fibra capilar, y ácido silícico, hierro, calcio, magnesio y cinc, que la refuerzan y dan vigor.

Teñir naturalmente

Los tintes son uno de los productos que más agreden al pelo y al cuero cabelludo. Por esta razón, si queremos cuidar el cabello y lucirlo sano y brillante, hay que recurrir a los tintes más naturales y respetuosos con la piel y la fibra capilar. Busca aquellos tintes naturales que no tengan níquel, ni amoníaco, para parafenilendiaminaparabenos añadidos ni EDTA. Y si tu piel es delicada, asegúrate de que tampoco tienen resorcina.
Y para que estés más seguro, recurre a aquellos que estén dermatológicamente testados.
Descubre los tintes respetuosos de Montalto, incluye 30 tonos a elegir.